Quiero tocar tu puerta aunque nadie lo entienda || Fabián Tapia – “VERANO”

Quiero tocar tu puerta aunque nadie lo entienda (y aunque lo entendieran); solo quiero saber si el sonido de mis nudillos contra ella lo puedes escuchar, ahora sí,  sin fingir y sin pretender que puedes estar sin mí. 

Cariño, seamos sinceros. Siempre he querido saber qué guardas dentro de ese corazón. Pero ¿cuándo abrirás la puerta? ¿Cuándo dejarás de ver por aquella ventana de Nueva York las hojas que caen y vendrás al verano de Madrid donde todo es fértil, hasta tu amor desértico? Siéndote sincero, siempre temo que los vendavales se lleven lo que siempre soñamos. No porque estemos en un tendedero con nuestras utopías aferradas a nuestra ropa, sino porque este viento tan feroz me amenaza y me atraviesa y me hiere hasta morir.

No eres tú, no soy yo, no es la soledad, no es la distancia; es mi alma que desnuda tiembla y pensándote te (se) recupera.

Y no es que le tema al invierno (el cruce de nuestras estaciones) , es que ambos nos tememos y nos golpeamos y es una batalla que no tiene fin ni en mi espíritu ni en mi sol.

Si mi cielo (tú) se abriera, o tu  puerta, al menos, entraría sin dudarlo. Entraría no para encender un fuego en tu chimenea, sino para compartir mi fuego contigo. ¿Sabes lo que dijo Shakespeare? Escribió un poema que dice “Estrellas oculten su fuego, no permitan que ninguna luz vea mis oscuros y profundos deseos.”

Tú sí lo puedes ver todo, pero no tocar, porque mi arte no fenece ante ti.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s